Se encuentra usted aquí

Nuestra mascota: el Coate

coate, mascota

Soy el coate, coatepecano por nacimiento. Todo empezó en una finca cafetalera, donde crecí siendo cereza, junto a mi cuate, otra almendrita de café. Llegados al beneficio, nos separamos y cada quien se fue a vivir su vida. El torrefactado me dio color y sacó lo mejor de mí: esos aceites esenciales que me hacen tan aromático.

¿Sabían que la palabra cuate tiene origen náhuatl? Viene de cóatl, serpiente, como Coatepec. Alguna vez hubo un dios, llamado Quetzalcóatl, que era serpiente y también tuvo su cuate, como yo.

Ni que decir tiene que el café de mi pueblo es el mejor, claro que tenemos otras muchas cosas: bosques, cascadas, haciendas… A mí me encanta andar en bicicleta, irme a los rápidos de Jalcomulco a bajar en lancha, comer nieves en el parque, pasear por el bosque observando los pájaros y muchas otras cosas que me gustaría compartir contigo. Estoy seguro que lo vas a disfrutar.

Ven a Coatepec, te va a encantar. Palabra de coate.

Por cierto, ¿ya te ofrecí un cafecito?

 

Secciones: