Se encuentra usted aquí

Productos regionales

Dicen que en Coatepec, lo que se siembre, crece. Sus campos producen azúcar, café, cítricos y gran variedad de frutas. Con ellos sus habitantes, durante generaciones, han ido creando un rico acervo de recetas. De regreso a casa, vale la pena llevarse una probadita del sabor de estas tierras.

El café y del café
Por toda la ciudad encontrarás expendios de café. Se despacha en grano o molido, con diferentes grados de torrefactado, en bolsas sencillas o en simpáticos costalitos o latas para el recuerdo.

La búsqueda de nuevas recetas para el café ha dado lugar a la aparición de salsas, galletas y bombones. Los granos tostados cubiertos de chocolate son ya una tradición.

Los licores
Coatepec produce caña de azúcar y frutas; consecuencia lógica fue la tradición de elaborar licores con ellas: naranja, nanche, mora, maracuyá y, por supuesto, café. También encontramos toritos, que combinan el aguardiente con leche y frutas.

Las misioneras adoratrices eucarísticas preparan rompope artesanal, generalmente de un día para otro, por encargo.

El mole y otras salsas
Los pueblos de la región compiten en la excelencia de sus moles, especialmente dulces y negros por ser ricos en chocolate y llevar en sus fórmulas abundancia de ingredientes dulces: pasas, plátano y galleta.

El chile jalapeño, seco y ahumado, es el llamado chipotle, aquí mejor conocido como seco. Con él se elabora una salsa muy apreciada, la salsa de chile seco, verdadera especialidad regional.

Encontrarás gran variedad de salsas preparadas con chiles y semillas como cacahuate, ajonjolí y hasta de café, la mayoría de ellas artesanales.

Se encuentran en casi cualquier lado, desde las misceláneas a las tiendas de café, que también venden productos regionales. Algunos restaurantes venden su propio mole. En el mercado encontrarás moles a granel.

El pan
En Coatepec hay tantas variedades de pan dulce y salado. Las empanadas rellenas de requesón, guayaba o piña, el pan de huevo o de granillo, éste último más rico en mantequilla.

Al atardecer, el olor a pan recién horneado nos atrae desde las numerosas panaderías de la ciudad.

Asómate a El resobado, en la calle Constitución, panadería donde el tiempo se detuvo hace más de cien años. Sus panes se cuecen en enormes hornos de leña y nunca cierra.

Los dulces
Los más tradicionales son los jamoncillos de leche, a veces con piñón, almendra, nuez o café, los de pepita de calabaza, con forma de animalitos, o los de cacahuate.

De harina y horneados tenemos polvorones, roscas de café, galletas de naranja, masafinas... Varias panaderías ofrecen pan y galletas al estilo del vecino Xico.

La miel
Coatepec está lleno de flores y, donde hay flores, hay abejas. Encontrarás miel de excelente calidad y otros productos de la colmena, como polen o propóleo, al natural o procesados: velas de cera virgen, jabones de miel o dulces y tintura de propóleo.

La nuez de macadamia
La macadamia es una planta de origen australiano. Su introducción en la zona es relativamente reciente. Se puede conseguir al natural, salada, enchilada, garapiñada o cubierta de chocolate. Con ella se elaboran recetas dulces y saladas, así, encontramos salsas con chile y también galletas, panes o chocolates.

En temporada, la encontrarás en cáscara: una canica perfectamente redonda y sumamente dura.

La vainilla
Esta orquídea, originaria del norte del estado, ya se adaptó a tierras coatepecanas. Puedes visitar vainillales y comprarla en vaina, procesada o, incluso, llevarte una planta en maceta.

Los frutos de la tierra
Si las condiciones del viaje lo permiten, puedes llevarte algunos productos frescos. La variedad de especies de plátanos que crecen en los cafetales y en los patios es grande.  También se producen cítricos, como limas o mandarinas. Paseando por la ciudad, no es difícil encontrar algún portón en el que se ofrezcan estas frutas. En algunas temporadas, de las zonas más frías de las laderas del Cofre de Perote, llegan a vendernos nueces, manzanas, capulines o duraznos.

Cuidando el planeta: productos orgánicos
La inquietud por una agricultura más respetuosa con el medio ambiente y preocupada por la salud también alcanzó estas tierras. Son varios los productores que trabajan con esta filosofía.

Podemos encontrar este tipo de productos en varios comercios que se anuncian como verdes o ecológicos y en el mercado orgánico “Coatl”, que se instala los sábados por la mañana en la Casa de la Cultura, en el centro. En ellos encontrarás frutas y verduras, huevos, carne, quesos de cabra y de vaca, pan, mermeladas, miel, chocolate o  jabones, entre otros.
 

Secciones: